Pérdida

Conocí a una señora, una vez, ella fue casada durante 60 años, eran como novios después de una larga vida y 18 hijos, un amor impar. De estos 6 años, su marido se quedó acamado y ella velaba por él todos los días, sentada en el borde de la cama con un tercio y el libro de oraciones, su fe en la recuperación era inquebrantable, tamaño amor que nutría por él, que ya había sido desenganado . Después de su fallecimiento, ella se sentaba en la cama y su mirada se perdía dentro del armario donde estaban guardados las pertenencias del marido, en cuatro meses ella se entregó la depresión, muriendo. Ella solía decir, que lo veía de nuevo, ya que no podía ser aquí, sería allí, donde él estuviera. Este poema retrata el caso vivido. La intensidad de su amor me impresionó.

Versión para el idioma Español del poema en lengua portugués “Perda", publicado en virtud del cual fue editado, lo que dificulta las traducciones directas, con el objetivo de preservar la propiedad intelectual regulada por la ley de propiedad intelectual, 9.610 / 98, última versión en adhesión a El Tratado de Estocolmo.

 
Género: 
Você votou 'Não gosto'.